Se abre paso la declaratoria de Des Moines como ciudad de bienvenida

En Iowa, difícilmente se puede separar a los oriundos de México de aquellos provenientes de otros países de habla hispana, pues la población latinoamericana es una pequeña minoría en este estado. Es así que “para lograr cualquier meta relacionada con las leyes o políticas públicas a cualquier escala, se necesita trabajar en colaboración con todo tipo de personas y organizaciones”, dijo Erica Johnson, directora del Programa de Derechos de los Inmigrantes del Comité de Servicios de los Amigos Americanos (American Friends Service Commitee, AFSC), al presentar la resolución ante el Concejo de la ciudad para declarar a Des Moines como ciudad de bienvenida para todos, incluidos aquellos de origen extranjero, el pasado 8 de mayo.

Una veintena de migrantes latinos, acompañados de un número similar de aliados representantes de diferentes organizaciones y de una iglesia ya declarada santuario, se dieron cita en la asamblea del Concejo de la ciudad de Des Moines para apoyar la resolución.

La sesión fue maratónica. Dio comienzo a las 4:30 de la tarde y no fue hasta las 7:30 de la noche cuando se abrió la sesión para comentarios del público; fue entonces cuando se entregó al Concejo la resolución antes referida.

Por primera vez en muchos años, varios migrantes y sus aliados crearon un ambiente de diversidad étnica con una meta común. Migrantes mexicanos y de Latinoamérica presentaron sus testimonios; sus aliados ilustraron el impacto económico y social que tendría el que entidades gubernamentales de la ciudad trabajaran en colaboración con la oficina de inmigración y aduanas (Immigration and Customs Enforcement, ICE) para identificar, arrestar y deportar a migrantes que residen en esa ciudad.

Esto, porque de convertirse en ley la propuesta antimigrante aprobada por la Cámara alta de la legislatura, identificada como SB481, misma que es aún más severa que la orden ejecutiva del presidente Trump a ese respecto, provocaría no solamente caos en los vecindarios poblados por migrantes, también afectaría las economías locales, pues ya se percibe cómo los negocios cuyos principales clientes son migrantes tuvieron baja en sus ventas como resultado de las redadas de marzo pasado. “Aún nos da miedo salir incluso a hacer compras básicas”, expresó uno de los testimonios.

Las edades de los asistentes a la asamblea fueron desde jóvenes hasta personas de mediana edad. Algunos de manera breve y otros en forma más extensa, dieron a conocer sus temores y preocupaciones después de las redadas de ICE hace dos meses y medio. Hablaron del trauma en las familias afectadas y del impacto económico contra pequeños negocios que sirven a la diversa población migrante que reside en la ciudad.

Los miembros del Concejo de la ciudad escucharon atentamente, y aunque reafirmaron su compromiso a servir y proteger a todos los residentes de la ciudad, los participantes promigrantes dejaron muy claro que sus declaraciones verbales no eran suficientes. Por ello, presentaron a su consideración la aprobación de la resolución elaborada por los representantes comunitarios, acompañada de una petición con alrededor de 700 firmas.

Ésta incluye protocolos específicos para proteger la identidad y para evitar compartir información confidencial con agencias federales con el fin de identificar, arrestar y deportar a migrantes, a menos que exista una orden judicial válida.

Tanto el jefe de policía como el administrador de la ciudad se mostraron reacios a la aprobación de algo por escrito, e insistieron en que la propuesta fuera revisada por el personal jurídico de la ciudad de Des Moines.

La respuesta de los miembros del Concejo pareció tibia al verse presionarlos para establecer una fecha sobre cuándo someterían la propuesta al voto final. Un hombre que se había mantenido callado tomó la palabra: “Yo no tenía planeado hablar, pero no veo por qué no puedan tomar una decisión para algo que resulta tan claro que es necesario no solamente para los migrantes sino para toda la comunidad. No hay excusa para que retrasen este proceso, así que espero… no, más bien exijo que consideren esta propuesta como una prioridad y la lleven a votación lo más pronto posible”.

Poco después, el Concejo de la ciudad aprobó por unanimidad la resolución, y que ésta sea sometida al voto final durante el próximo verano. Este hecho fue considerado como un gran logro para los migrantes; algunos, incluso, salieron con lágrimas, aunque saben que lo que ocurrió en esa sesión de Cabildo es solo el principio.

By | 2017-06-01T01:43:04+00:00 June 1st, 2017|Categories: Uncategorized|Comments Off on Se abre paso la declaratoria de Des Moines como ciudad de bienvenida

About the Author:

Sandra Sánchez
Es directora de Organización y Abogacía comunitaria para el Comité de Servicio de los Amigos Americanos desde 1995, en Iowa. Ha producido su propio programa de radio en dos ocasiones por varios años. Ha recibido varios reconocimientos locales y estatales por sus contribuciones a la defensa de los derechos de los inmigrantes y refugiados.