Con la danza de Los Rayados, La maldita vecindad es ahora bendita

A los 10 años de edad, Alan Pereyra era danzante en las fiestas patronales en Cieneguilla, comunidad indígena ubicada en el municipio de Victoria, Guanajuato. Apenas terminó la educación secundaria, Alan partió rumbo a Carolina del Norte, donde lo esperaban sus padres y sus dos hermanos, dejando atrás un montón de recuerdos que pronto quiso revivir por medio del talento que trajo consigo para tocar el huéhuetl, un tambor cilíndrico que data de la época prehispánica.

Era el año 2000 y Alan no tenía más de 16 años cuando se encontró con sus padres. Fue entonces cuando uno de sus familiares, don Genaro Pereyra, lo invitó a formar parte del grupo de danza Los Rayados, que en 1985 había cofundado en Guanajuato. Don Genaro, que es también nativo de Cieneguilla; en 1990 llegó a Carolina del Norte y comenzó a hacer realidad el sueño de revivir la tradición familiar de los Pereyra: tener su propia danza en La maldita vecindad, nombre que dieron al complejo de apartamentos en la calle Rochelle, de la ciudad de Durham, debido a los continuos escándalos de drogas, robos, balaceras y asesinatos que allí ocurrían.

“Comenzamos a juntar plumas, tela y adornos para confeccionar el vestuario del grupo; yo nunca he danzado, pero soy parte de la danza y la danza es parte de mí; es parte de mi vida”, dice con emoción el Sr. Pereyra al recordar la transformación que ha tenido esa zona por medio de la danza y el mensaje que transmiten cuando bailan en honor a La patrona de México, como se refieren a la Virgen de Guadalupe. “Ahora hay más niños que adultos; los que hacían escándalos comenzaron a irse”, comenta por su parte Alan al referirse al trabajo que llevan a cabo con los menores; “ellos solitos se arriman a aprender a danzar”, señala con orgullo.

De maldita a bendita

“Desde que mataron al Cachón comenzamos a preocuparnos más”, comenta Alan al referirse a un familiar que fue asesinado en esa área; desde entonces dijeron: “Ni una muerte más”.

La vecindad cuenta con su capilla propia en el estacionamiento. El grupo de danza se reúne a principios de octubre para los ensayos y preparativos de la fiesta en honor de La Morenita. Es allí cuando al grupo se le unen la mayoría jóvenes de escuela, e incluso niños desde los 4 años en adelante.

En una de las misas que oficia en la iglesia Santa Bernardette, ubicada a 15 millas de la vecindad, el Padre León –como todos conocen a este párroco de origen peruano– bautizó a este conjunto habitacional como La vendita vecindad.

Alcalde de Victoria visita a migrantes de Cieneguilla

El presidente municipal de Victoria, Guanajuato, Héctor Teodoro Montes Estrada, visitó La bendita vecindad el domingo 14 de mayo por la tarde; allí entregó a los migrantes de Cieneguilla una manta gigante con las imágenes de los trabajos efectuados en su comunidad de origen. Incluso, los migrantes de la vecindad pudieron reconocer los rostros de los lugareños allí plasmados. El alcalde también ha visitado otras comunidades de migrantes en los estados de Texas, Arizona y California para impulsar la formación y organización de clubes de oriundos de ese municipio.

En esta visita, Los Rayados le hicieron al alcalde una presentación del talento que tienen grandes y chicos a través de su danza, a pesar de la elevada temperatura y del sol calcinante. El grupo demostró que al bailar se olvida el mote con el que antes era conocida la vecindad. “Por la danza se siente pasión y ésta nos hace sentir importantes; sobre todo, me siento vivo… el grupo es como mi segunda familia”, recalcó Alan, quien es uno de los dos tamboristas.

Los planes de la visita del alcalde comenzaron cuando Brenda Alcarado, una estudiante de Guanajuato quien tiene familiares en la vecindad y ha viajado a diferentes estados de EU. Ella contactó a Montes Estrada para invitarlo a visitar y estar en contacto con sus paisanos en Carolina del Norte, en especial a los del área de Durham, e hizo posible esta visita de tres días para convivir y charlar con ellos; también les presentó fotos y videos, pero sobretodo les mostró un poquito del México que dejaron atrás.

By | 2017-06-01T00:26:50+00:00 June 1st, 2017|Categories: Uncategorized|Comments Off on Con la danza de Los Rayados, La maldita vecindad es ahora bendita

About the Author:

José Luis Arzola
Migró a Estados Unidos en 1988 y actualmente vive en Carolina del Norte. Fue consejero del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (2006-2009) y actualmente es representante del gobierno de Guanajuato en el extranjero. joselarzola27244@gmail.com.